martes, 18 de septiembre de 2012

Confiesate.

Briza impía de corazones agitados,
 esos que buscan amor incansablemente
sin permitirse sinseramente nunca amar.
Esa rebeldía apacible,soslayada, pensadamente disimulada,
el rencor a comido sus venas y enredado su alma.
Buscando alivio y consuelo en fantasías de luz.
Ni recetas mágicas, ni pociones para el desencanto
han dado cobijo a los pensamientos alejados.


Confuso y  vehemente se ha convertido en obsesión,
un querer pertenecer, sin ser parte de este mundo
"real".
El linde entre la locura y la cordura, no permiten 
estar en ningún bando.
cada vez que se va, vuelve con la esperanza
vacía.


Ni culpas, ni culpables, consecuencias.
que no tienen que ver con los demás;
sino con el peso tortuorio de querer escapar hacia un lugar que no existe.

y no exisatira jamas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario