lunes, 8 de octubre de 2012

Dios perdoname

Restablecer para aclarecer.
No encontrar lo uno en lo otro, no entorpecer por miedo al fracaso.
Existir para vivir.
No  sentirme molesta por las diferencias, eso justamente nos hace humanos más humanos.
Amar para ser amado.
Las culpas son cargas que no se desvanecen en vida y probablemente tampoco después de ella.
Lo que no importa se importa.
Con la condición de ser libre se nace y luego se elige con quienes disfrutarla.
La sed se hace agua.
Cuando hay circunstancias que nos dan la variante de desear por desear.
El placer se hace carne.
Cuando se le da tregua a la fe, la misma descansa en el sillón del acontecimiento.
Dios perdóname.
No por lo que he hecho si no por lo que no me he permitido hacer.
Noelia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario